Cocinitas que me visitan

martes, 23 de mayo de 2017

Si la vida te da limones...¡haz pastelitos!

Pues eso, si la vida, o mi cuñada, te da limones...¡haz pastelitos!
Llevaba varios días con antojo de unos pastelitos de limón, frescos y cremosos. Así que me puse a buscar una receta supersencilla, porque de tiempo algo ando escasa.
Después de mucho revolver en Pinterest encontré esta y me parece que además de fácil es deliciosa.





Ingredientes:
Para la base:
- Un paquete de preparado para bizcocho normal
- 1 huevo
- 1/2 taza de mantequilla derretida
Para la crema:
- la ralladura de un limón
- 1/4 taza de zumo de limón
-2 huevos
- 1 paquete de de queso crema (250 gr.)
-2 1/2 tazas de azúcar glas





Elaboración:
Mezclar el contenido del paquete con el huevo y la mantequilla derretida hasta formar una mezcla manejable, extender en un molde  de 24 x 24 cm. forrado con papel de hornear.
A continuación batir el resto de ingredientes juntos y cuando estén bien mezclado verter sobre la base.
Hornar en horno caliente a 175ºC durante 40 minutos.
Sacar del horno, aunque parezca que no está hecho del todo.



Dejar enfriar completamente y cortar con un cuchillo afilado en cuadraditos, espolvorear con más azúcar glas, separar del papel de hornear y servir.






Ya me diréis que os parece, porque a mi me han encantado.



Dulce y ácido al mismo tiempo, cremoso y delicioso.


Una receta para repetir.

¡Hasta pronto!

viernes, 19 de mayo de 2017

Cebolla roja encurtida

Me gusta mucho la cebolla cocinada, pero crudo siempre me resulta muy fuerte, picante.
Este es mi último descubrimiento para poder comer cebolla en ensalada, hamburguesas, tacos,...

Ingredientes:

- Una cebolla roja mediana
- 1/2 taza de vinagre de sidra
- 1 taza de agua
- 1 cucharada de azúcar
- 1 y 1/2 cucharadita de sal




Elaboración:

En un cuenco mezclar el vinagre, el agua, el azúcar y la sal hasta que el azúcar y la sal estén completamente disuelta.
Cortar la cebolla en tiras finas y separarlas. Colocarlas en un frasco de cristal esterilizado y cubrir con la mezcla del vinagre. Cerrar y dejar reposar al menos dos horas, yo lo dejé toda la noche en la nevera y lo comí al día siguiente.









El color es impresionante ¡casi da pena comerlas!

















Espero que lo probéis y me digáis qué os parece.

¡Hasta pronto!