Cocinitas que me visitan

sábado, 22 de octubre de 2016

Cocadas

Cuando mi hermana y yo éramos pequeñas veraneábamos en un pueblo de León llamado La Magdalena.
Tengo recuerdos maravillosos de aquel lugar y algunos de ellos relacionados con la panadería del pueblo, donde elaboraban maravillosas galletas, pastas, bizcochos,...
Nuestros favoritos eran los nevaditos y las cocadas.






Así que con esos recuerdos en mente me dediqué a probar recetas para ver si daba con la de mi infancia. No es exacta, pero es la que más se aproxima y es tan fácil que no puedo evitar publicarla, para que os deis un caprichito.





 Ingredientes:
- 200 gr. de coco rallado deshidratado
- 200 gr. de leche condensada
- 1 huevo grande

Elaboración:

Batir la leche condensada con el huevo, cuando esté bien integrado añadir el coco hasta formar una masa manejable.
Podemos hacer rizos de coco con una manga pastelera y una boquilla rizada grande o podemos , como yo, elaborar una especie de croquetas con dos cucharas.

Las vamos colocando en una bandeja de horno forrada con papel de hornear y las hacemos a 150ºC en horno precalentado durante 10 minutos.

Dejamos enfriar y servimos.



Tienen un sabor delicioso, la combinación del coco y la leche condensada es un valor seguro, una regresión a la infancia, llena de risas y diversión. Un recuerdo de mis abuelos, que tanto me dieron.



¡Hasta pronto!



sábado, 15 de octubre de 2016

Pastel de tarta de manzana

Hay días en los que no tengo muy claro si quiero una tarta, un bizcocho o un pastel.
Para esos días ¡esta es la receta perfecta!
Una combinación de texturas maravillosa y una explosión de sabor otoñal. Jugoso, sabroso y crujiente, no se puede pedir más.


Ya la había visto en Pinterest, pero no me había atrevido hasta la semana pasada y el éxito fue abrumador, según mi hijo "la mejor tarta de manzana de todas", hay que tener en cuenta que mi repertorio de tartas de manzana es bastante amplio y que mi hijo es un juez implacable, así que tengo su opinión en muy alta estima.




BUeno, como os contaba, la había vito en Pinterest, pero no me había decidido hasta el otro día. Tenía un paquete de preparado para bizcocho y me pareció la ocasión perfecta.
Si vosotras no queréis usar un preparado de bizcocho industrial, podéis usar la receta de bizcocho que más os guste.

Ingredientes:

Para el bizcocho:
- 1 paquete de preparado para bizcocho
- 1 manzana pequeña 
- 100 gr. de nueces

Para el relleno de manzana:
- 1 manzana grande pelada y cortada en rodajas finas
- 3 cucharadas de azúcar moreno
- 1 cucharilla de canela molida

Para la cubierta:
- 1/2 taza de harina normal
- 1/4 taza de azúcar moreno
- 1/8 de cucharilla de sal
- 1/4 taza de mantequilla cortada en trocitos pequeños




Elaboración:
Preparar un molde con papel de hornear para poder desmoldarlo bien ( el tamaño que indique el paquete de bizcocho).
Precalentar el horno a 175ºC.

Seguir las instrucciones del fabricante para preparar el bizcocho, cuando esté listo añadir 100 gr. de nueces picadas y una manzana  pequeña rallada.
Verter en el molde.
En un cuenco aparte mezclar la manzana grande pelada y cortada en rodajas con el azúcar moreno y la canela, una vez que esté bien mezclada colocar la manzana encime de la mezcla de bizcocho hasta cubrir toda la superficie.

Preparar la cubierta con la harina, sal, azúcar y mantequilla. Amasar con las manos hasta formar una especie de migas y cubrir la manzana con esta mezcla.

Hornear 45 minutos o hasta que esté bien cuajado el bizcocho.

Dejar enfriar completamente en el recipiente antes de desmoldar (si lo sacas en caliente, se rompe) 


¡Y ya está! Ahora sólo queda disfrutar de esta maravilla.
Os aconsejo que lo probéis, y más ahora que estamos en temporada de manzanas. Si podéis conseguir manzanas caseras el resultado será espectacular, os lo aseguro.


Es una receta sin complicaciones, pero estupenda para una merienda de otoño en familia. Un pastel reconfortante, ideal para cuando empieza a refrescar.




Espero que os guste.
¡Hasta pronto!

martes, 4 de octubre de 2016

Tarta de manzana superfácil

Es época de manzanas, y  si algo hay en Asturias son manzanas. Deliciosas, de multitud de variedades, para que cada uno escoja la que más le agrade.
Yo tengo un montón de manzanas de casa, así que no me queda más remedio que buscar todo tipo de recetas con manzanas.
Esta tarta es tan fácil de hacer que casi, hasta da vergüenza. Pero todo lo que tiene de sencilla lo tiene de deliciosa.




Ingredientes:
- 4 manzanas peladas y picadas más otra manzana coratada en láminas para decorar
- 4 huevos
- 1 vaso de harina ( yo usé de medida uno de los clásicos vasos de Nocilla)
- 1 vaso de leche
- 1 vaso de azúcar
-1 sobre de levadura
- un poco de azúcar y canela para espolvorear.




Elaboración:

En el vaso de la batidora mezclar todos los ingredientes hasta que se conviertan en una pasta más bien líquida y homogénea.
Untar un molde con aceite y forrarlo con papel vegetal para poder desmoldarla bien ( yo usé un molde de Pyrex y no me hizo falta el papel).
Colocar la masa en el molde, adornar con las láminas de manzana y espolvorear con azúcar y canela.
Hornear a 175ºC con calor arriba y abajo ( yo puse calor con ventilador) durante 60 minutos, antes de sacar del horno pincharla para comprobar que está bien hecha.



Sacarla del horno y dejar enfriar antes de servir (más que nada porque caliente se rompe con mucha facilidad)

Está riquísima, con un sabor a manzana intenso, el toque de la canela,...¡deliciosa!




Os garantizo que no os durará nada.


Queda con una textura similar al flan, pero con más cuerpo, un poco como pudin, creo que a medio camino entre flan y pudin.



Espero que la probéis.
¡Hasta pronto!


viernes, 30 de septiembre de 2016

Galletas de mantequilla y jengibre

Me encantan las galletas, pero con una condición, que sean caseras.
Dependiendo del día me gustan de un tipo o de otro, pero las de mantequilla suelen ser de las que primero desaparecen en casa porque son las favoritas de mi marido.
Esta receta es muy fácil, además puedes preparar la masa, cortarla y congelarla, así el día que te apetezcan sólo hay que sacarlas 5 minutos del congelador y luego hornearlas con normalidad.


Vamos con la receta.
Ingredientes:
- 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 1/3 taza de azúcar
- 1 huevo extra grande (sólo la yema)
- 1 taza y 1 cucharada de harina
- 1/3 de taza de jengibre confitado ( yo lo compré en Lidl)
- 1 cucharadita de ralladura de limón o de naranja.





Elaboración:

Batir la mantequilla y el azúcar hasta que esté suave y espumosa, añadir la yema y batir bien.
Agregar la harina, la ralladura y el jengibre hasta que esté todo bien mezclado.
Colocar la masa en film plástico y dar forma de rulo de unos 3 cm. de diámetro. Dejar en la nevera hasta que endurezca, al menos 2 horas.

Precalentar el horno a 175 ºC.

Forrar una bandeja de horno con papel encerado, con un cuchillo afilado ir cortando la masa en lonchas de algo menos de un centímetro y colocarlas en la bandeja de horno, separadas entre ellas.
Hornear unos 10 - 12 minutos hasta que estén ligeramente doradas.
Dejar enfriar sobre una rejilla.


Espero que las probéis, porque son fáciles y muy sabrosas. ¡Ideales para una merienda de otoño!

¡Hasta pronto!

martes, 27 de septiembre de 2016

Mi comida mejicana

Mi hijo nunca ha sido un gran comedor, incluso ahora, en plena adolescencia come poca cantidad y hay cosas que no le gustan, yo era así y a medida que fui creciendo empecé a probar nuevos sabores y ahora como casi de todo, así que nunca le he forzado a probar algo que no le apeteciera (sé que a muchas personas les parecerá inadecuado, pero para mi no hay dudas de que el tiempo te enseña).
Así que tengo que adaptar mis recetas para que él dé el visto bueno; hoy os voy a explicar como preparo "mis fajitas mejicanas".
Ante todo quiero dejar bien claro que es una versión muy libre, adaptada a los gustos de mi familia, espero no ofender a nadie.Las cantidades son las que yo uso para tres personas.

Ingredientes:

- Aceite de oliva
- 1 pechuga de pollo
- 1 cebolla
- 1 pimiento rojo
- condimento para fajitas
- lechuga
- 1 tomate
- queso cheddar rallado
- 6 tortillas de maíz


Elaboración:

Cortar la cebolla y el pimiento en juliana fina y ponerlo a fuego suave con un poco de sal hasta que esté blando.
Limpiar la grasa de la pechuga y cortarla en tiras finitas, adobarla con el condimento (la cantidad depende del gusto de cada uno, a mí me gustan suaves, pero a mi marido y a mi hijo les encantan bien aderezadas).
Dorar en una sartén a fuego vivo hasta que el pollo coja color.







Lavar la lechuga y el tomate. Cortar la lechuga en juliana y el tomate en dados y colocar en dos cuencos.
Colocar el pollo y la cebolla  con el pimiento en otros dos cuencos.
Usar otro cuenco con el queso.
Calentar las tortillas en una sartén sin aceite e ir rellenando al gusto con los ingredientes, enrollar y ¡a disfrutar!







Son una cena estupendo, completa y muy sabrosa.
¡Espero que os animéis a probarlas!

viernes, 23 de septiembre de 2016

Tarta de cumpleaños

Hoy no traigo ninguna receta.
Hoy quiero enseñaros la tarta de cumpleaños que me preparó mi hermana pequeña.






Creo que sobran las palabras, yo al menos me quedé sin ellas. Es bizcocho de caramelo, relleno de crema de caramelo y las flores echas a mano también.
Aquí podéis ver más fotos.¿qué os parece?

lunes, 12 de septiembre de 2016

Helado de turrón sin heladera

Aún sigue haciendo mucho, muchísimo, calor, así que las recetas de helado siguen viniendo muy bien.
Para preparar este helado no hace falta ninguna máquina especial, sólo una batidora de varillas y un congelador (de eso tenemos tod@s)
Ya veréis que es una receta sencillísima y muy rica, mi hijo y mi sobrina quedaron encantados el domingo con su ración de helado casero y ya me pidieron más para el próximo fin de semana.

Vamos con los ingredientes:
- 600 ml. de nata para montar
- 1 tableta de turrón de Jijona
- 300 ml. de leche condensada
- 2 ó 3 cucharadas de licor de turrón u otro licor a vuestro gusto (opcional)




Elaboración:

Lo primero es cortar el turrón es trocitos y ponerlo en un recipiente al fuego con la nata para que se derrita y se mezcle bien, aunque se puede dejar algún trocito.
Este paso lo puedes hacer también en el vaso de la batidora con la nata y el turrón, pero a mi me gusta más calentarlo y luego dejarlo enfriar ¡manías de una!
Dejar enfriar bien la mezcla de nata y turrón, meter en la nevera y cuando esté bien frío batir con las varillas hasta que monte la nata.
En este momento añadir la leche condensada y mezclar bien.
Verter la crema en un recipiente con tapa y dejar en el congelador al menos 6 horas.
¡Es magia, un helado cremoso, perfecto...!






Observaciones:
Yo no le añadí licor porque hice el helado pensando en mi hijo y mi sobrina, pero si lo queréis añadir el momento es cuando añadimos la leche condensada.
Yo lo preparé de turrón, pero se puede hacer de chocolate, café,...cualquier cosa que no sea muy líquida para que la crema no pierdo cuerpo.



Como veis es una receta exprés, si un día te levantas con antojo de helado ya no hay excusa ¡más fácil imposible!

Espero que lo probéis y me contéis vuestras variaciones.
¡Hasta pronto!