Cocinitas que me visitan

jueves, 22 de junio de 2017

Panna Cotta de limón

Panna cotta, nata cocida, es un postre delicioso y fácil de hacer, que admite todo tipo de variaciones.

En este caso la hice de limón porque me pareció que con el calor que estamos pasando estos días es la más refrescante y porque aún sigo teniendo toneladas de limones de los que me regaló mi cuñada.





Sólo lleva tres ingredientes que son muy habituales en nuestras despensas y neveras, la elaboración es sencillísima y el resultado insuperable. Estoy segura de que una vez la hayáis probado repetiréis.




Ingredientes:
- 500 ml. de nata para montar (35% de materia grasa)
- 120 gr. de azúcar
- 1 limón grande (la piel rallada y el zumo)

Elaboración:
En un cazo poner la nata y el azúcar al fuego, removiendo para que el azúcar se disuelva, y llevar a ebullición.
Cuando empiece a hervir bajar el fuego para que no vierta por fuera del recipiente y cocer 4 ó 5 minutos. Apagar el fuego y añadir el zumo ( dependiendo del tamaño del limón 50/60 ml.) y la ralladura y revolver bien para que se integre completamente.




Dejar enfriar un poco y colocar en los recipientes de servir. Yo no lo cuelo, pero si no os gusta encontrar la ralladura de limón lo podéis colar sin problema alguno.
 Salen cuatro raciones estupendas o seis más modositas.







Es un postre cremoso, delicioso y con un intenso sabor a limón ¡una delicia!

Y vosotras ¿habéis preparado alguna vez panna cotta? ¿de qué sabor?


¡Hasta pronto!


lunes, 12 de junio de 2017

Licor de fresas

Este fin de semana fue el Festival de la Fresa de Candamo. En él se promociona la fresa asturiana, un poco más tardía que la del sur de España, pero igual de sabrosa y versátil.

La fresa es una fruta rica en vitaminas del grupo B y vitamina C, son buenas para combatir la anemia y por su alto contenido en agua y fibra son un magnifico aliado contra el estreñimiento.

La fresa, además de comerse cruda, admite múltiples preparaciones y los licores son una de elllas.

Ni a mi marido ni a mí nos gusta el alcohol, pero me encanta preparar licores.
Por suerte mi cuñado siempre se ofrece de conejillo de indias para probar mis inventos y como él mismo prepara su aguardiente casero, yo sólo me tengo que ocupar de aromatizarlo.
Esta vez preparé un licor de fresas muy sencillo.

Ingredientes:

-250 gr. de fresas
- 500 ml. de aguardiente
- 250 gr. de azúcar
- 250 gr. de agua

Elaboración:

Lavamos las fresas y les quitamos las hojitas. Las colocamos sobre un paño limpio para que se sequen y preparamos un tarro hermético .
Troceamos las fresas y vertemos encima el aguardiente. Cerramos bien.







Dejar reposar en un lugar seco y oscuro ( yo lo guardo en mi despensa, pero vale un armario fresco) al menos 15 días, yo lo dejo un mes, pero no es necesario esperar tanto.




Pasado este tiempo las fresas habrán perdido su color y estarán totalmente descoloridas, pero el aguardiente tendrá un precioso color rojo.
Colar el líquido y reservar.



Calentar el agua y el azúcar hasta que esta última esté totalmente disuelta, dejar enfriar.
Una vez frío el almíbar verter sobre el aguardiente aromatizado y mezclar bien.














Colocar en la botella definitiva. Servir frío.

Es un licor muy llamativo debido a su color, tiene un fuerte olor a fresa y todo el mundo que lo prueba queda muy satisfecho con su sabor.

Espero que os animéis y probéis a preparar vuestros propios licores.

¡Hasta pronto!


martes, 30 de mayo de 2017

Galletas de Nutella

Este fin de semana tenía que llevar un detalle para unos amigos. Él es un enamorado de la canela, así que le preparé un bizcocho de plátano y ella adora la Nutella, así que lo tenía muy claro.




Estas galletas son facilísimas de preparar y riquísimas, sólo llevan 3 ingredientes y se hornean en 8 minutos, con lo cual son una solución estupenda para unos invitados inesperados o un capricho rápido.

Ingredientes:
- 200 gr. de Nutella
- 150 gr. de harina
- 1 huevo




Elaboración:

Precalentar el horno a 175 ºC, el mío es de convección y con 170ºC fue suficiente.

Mezclar en un cuenco la Nutella y el huevo hasta que esté bien emulsionado, añadir poco a poco la harina tamizada hasta formar una masa manejable con las manos.

Formar bolitas de unos dos cm. de diámetro y colocarlas en una bandeja de horno, aplastarlas con un tenedor.





 Hornearlas durante 8 minutos. Sacar con cuidado a una rejilla y dejar enfriar completamente.



Son unas galletas deliciosas, jugosas y blanditas por dentro. Aunque si te gustan más las galletas crujientes sólo tienes que hacerlas más finas y hornearlas el mismo tiempo, quedarán crujientes.







¡Espero que las probéis!

¡Hasta pronto!


jueves, 25 de mayo de 2017

Mermelada de fresa

Las fresas son un fruto maravilloso, tanto para consumir crudo como en infinidad de preparaciones.
En mi casa somos  adictos a la mermelada de fresa, así que siempre que tengo ocasión la preparo.







 Ingredientes:
- 4 kg. de fresas
- 1,5 kg. de azúcar
- 2 cucharillas de pectina

Elaboración:

Esta vez preparé 4 kg. de fresas. Les quité la parte verde y las lavé, hay que colocarlas en en una olla amplia (o dos cómo es mi caso)  y las cubrí con 750 g. de azúcar. Las tapo y las dejo reposar al menos 2 horas para que vayan soltando su jugo (no añado agua).
 Pongo la olla a fuego medio hasta que empiece a hervir y luego lo bajo al mínimo, voy revolviendo de vez en cuando, si sale mucha espuma la voy quitando, si es poca la dejo.




Tienen que cocer hasta que se rompan al revolverlas, entonces añadimos el azúcar restante con la pectina.

Dejamos a fuego lento, revolviendo hasta que el azúcar se disuelva completamente. En este momento podemos envasar la mermelada tal cual o pasarla por la batidora para que quede más fina (yo la paso por la batidora porque es como le gusta a mi hijo).




Envasamos en frascos esterilizados, que una vez bien cerrados, ponemos al baño María al menos 20 minutos para hacer el vacío.






 Esta mermelada es una de las que más uso, para tartas de queso, helados, en tostadas,... no es demasiado dulce, así que se nota muy bien el sabor de las fresas.








¿vosotras preparáis mermeladas?


martes, 23 de mayo de 2017

Si la vida te da limones...¡haz pastelitos!

Pues eso, si la vida, o mi cuñada, te da limones...¡haz pastelitos!
Llevaba varios días con antojo de unos pastelitos de limón, frescos y cremosos. Así que me puse a buscar una receta supersencilla, porque de tiempo algo ando escasa.
Después de mucho revolver en Pinterest encontré esta y me parece que además de fácil es deliciosa.





Ingredientes:
Para la base:
- Un paquete de preparado para bizcocho normal
- 1 huevo
- 1/2 taza de mantequilla derretida
Para la crema:
- la ralladura de un limón
- 1/4 taza de zumo de limón
-2 huevos
- 1 paquete de de queso crema (250 gr.)
-2 1/2 tazas de azúcar glas





Elaboración:
Mezclar el contenido del paquete con el huevo y la mantequilla derretida hasta formar una mezcla manejable, extender en un molde  de 24 x 24 cm. forrado con papel de hornear.
A continuación batir el resto de ingredientes juntos y cuando estén bien mezclado verter sobre la base.
Hornar en horno caliente a 175ºC durante 40 minutos.
Sacar del horno, aunque parezca que no está hecho del todo.



Dejar enfriar completamente y cortar con un cuchillo afilado en cuadraditos, espolvorear con más azúcar glas, separar del papel de hornear y servir.






Ya me diréis que os parece, porque a mi me han encantado.



Dulce y ácido al mismo tiempo, cremoso y delicioso.


Una receta para repetir.

¡Hasta pronto!

viernes, 19 de mayo de 2017

Cebolla roja encurtida

Me gusta mucho la cebolla cocinada, pero crudo siempre me resulta muy fuerte, picante.
Este es mi último descubrimiento para poder comer cebolla en ensalada, hamburguesas, tacos,...

Ingredientes:

- Una cebolla roja mediana
- 1/2 taza de vinagre de sidra
- 1 taza de agua
- 1 cucharada de azúcar
- 1 y 1/2 cucharadita de sal




Elaboración:

En un cuenco mezclar el vinagre, el agua, el azúcar y la sal hasta que el azúcar y la sal estén completamente disuelta.
Cortar la cebolla en tiras finas y separarlas. Colocarlas en un frasco de cristal esterilizado y cubrir con la mezcla del vinagre. Cerrar y dejar reposar al menos dos horas, yo lo dejé toda la noche en la nevera y lo comí al día siguiente.









El color es impresionante ¡casi da pena comerlas!

















Espero que lo probéis y me digáis qué os parece.

¡Hasta pronto!